Alejandro Pérez: "En libro '20.000 leguas de viaje submarino' hay un capítulo que se refiere a la Bahía de Vigo"

Evigo evigo twitter evigo google Videos evigoFotos Instagraminformacion
Actualizado el Viernes, 11 Julio 2014 23:59
Publicado el Jueves, 19 Junio 2014 20:04
Escrito por Mel L.W

A vista de pájaro una gran marea humana inunda el centro de Madrid.

En un día festivo solo para la Capital, lo ciertos es que se echó en falta que fuese fiesta en toda España, pues esto es historia ocurriendo ahora, en vivo y en directo y no sabemos si se volverá a ver en nuestro país al que seguramente le esperan profundos cambios.

Las calles de la capital han tenido la oportunidad histórica de contemplar el primer recorrido de los ya Reyes de España. La princesa de Asturias, Leonor, también estrena título y  junto a su hermana, la infanta Sofía, han asistido a la proclamación de sus padres como Reyes de España sin saltarse el estricto protocolo de un acto de tal solemnidad. Por su parte, Su Majestad la reina Leticia estuvo pendiente, en todo momento, de sus hijas, aunque hay que decir que a las pequeñas ya se las ve preparadas para este tipo de actos.  

Como ya se había anunciado, Don Juan Carlos no quiso hacer sombra a su hijo y minimizó su presencia en los actos de la jornada del 19 de junio del 2014. Desde ayer, y si se me permite el guiño, como buen jubilado, se limitó casi al papel de padre, abuelo y observador.vestido-leticia

 

El vestuario

En sus diez años como Princesa de Asturias, Leticia, se ha convertido en un icono de moda a nivel mundial y mucho se ha hablado en los últimos días sobre el modelo que luciría en el día de su proclamación como Reina de España. Para esta ocasión eligió un look sobrio, de su diseñador de cabecera Felipe Varela, compuesto por un vestido con abrigo en blanco roto.

En líneas generales, los colores pastel, frente a los uniformes militares de los varones, han dominado el vestuario de  todas las damas de la familia.

El acto institucional

Ha sido el propio rey Felipe VI el que ha rechazado la misa y la representación religiosa junto a la Corona. Quizás su intención de convertirse en el Rey de todos los españoles es lo que lo ha impulsado a mantener las distancias, ya que España, aunque algunos parecen haberlo olvidado, es un Estado laico.

Lo que no se le escapa a nadie es que este es un regente tan militar como lo ha sido su padre. La imposición del fajín de Don Juan Carlos a su hijo, el rey Felipe VI es un simbolismo muy notable a este respecto. Implica que es la máxima autoridad sobre el ejército. La Jura en resumen ha sido totalmente militar. Me pregunto si su hija la princesa Leonor hará carrera militar como su padre. Y si se me permite la broma, recomendaría encarecidamente una escuela militar para Juan Froilán para que profesionales cualificados le enseñen a manejar las armas de fuego que tanto dieron que hablar. Y como se suele decir, esto solo se arregla si le mandamos a la mili.

Bromas aparte, personalmente, creo que Felipe VI ya goza de gran simpatía general, dentro y fuera de nuestras fronteras. Cabe destacar de su discurso, interrumpido en varias ocasiones por grandes aplausos en el Congreso, su firme compromiso de realizar una gestión ejemplar y sin tacha. Las continuas sombras y manchas que han rodeado a la familia real en los últimos años, entendemos que no se deben repetir. Y parece que el nuevo Rey ha querido recordarlo en el día de cuando dijo que  'en el respecto a la ley cabemos todos'.  En su discurso tampoco Felipe VI no quiso olvidarse de sus padres y quizás uno de los momentos más emocionantes fue cuando se dirigió a su madre, presente en la Cámara.

Después del recorrido en coche, abierto para saludar a los ciudadanos, los Reyes de España salieron al balcón del Palacio Real para saludar a los miles de ciudadanos que allí esperaban armados con su cariño y banderas de España. Junto a los reyes Felipe y Leticia salieron la infanta Sofía y la princesa Leonor, que desde hoy y por motivos de seguridad no podrá viajar nunca en el mismo transporte que su padre. A posteriori los, también, reyes Juan Carlos y Sofía acompañaron a los recién estrenados Reyes en su baño de multitudes en el balcón del Palacio Real.

Lo cierto es que en el momento del balcón toda la familia real pareció olvidar el protocolo y se vieron muestras de afecto entre ellos. Todo lo contrario de la posterior recepción oficial, de la que finalmente se liberó a las benjaminas de la familia, en la que los Reyes de España tuvieron que estrechar la mano de más de 2.500 invitados. No es de extrañar que en mitad del acto hiciesen un descanso para refrescarse.

Compartir	COMPARTIR:
eVigo © 2013. Todos los derechos reservados.