Alejandro Pérez: "En libro '20.000 leguas de viaje submarino' hay un capítulo que se refiere a la Bahía de Vigo"

Evigo evigo twitter evigo google Videos evigoFotos Instagraminformacion
Actualizado el Martes, 31 Diciembre 2013 17:24
Publicado el Lunes, 30 Diciembre 2013 12:53
Escrito por eVigo

Fuente: El confidencial 

En el 2013 no hubo tendencia clara, la música electrónica en EEUU, el trap, el zouk bass, cumbia digital y gobal bass en las pistas de baile latinos.

El rock y indie continua decadencia, lleva en capa caída un par decadas, aunque de vez en cuando nos sorprende algún artista nostalgico.

Este ha sido un buen año para el ruidaco, desde la gira de los veteranos Godflesh al martilleo de Vatican Shadow, sin olvidar al tortuoso Andy Stott. El medidor de intensidad también se rompió en el concierto de Cut Hands, actual proyecto de William Bennett, maestro del volumen desatado desde su época en los pioneros Whitehouse. Su apuesta actual es mezclar ruido y ritmos africanos, todo ello envuelto en imágenes de vudú y cataclismos.

Además de la escena de la cumbia digital, vivimos la fiebre del zouk bass (de origen antillano) y la explosión global del trap.

El ubicuo Harlem Shake (Baauer) fue el himno de este último estilo, pero quien rompió de verdad las caderas de sus seguidores fue Uz con su sesión del Mulafest 2013 (Madrid).

La palabra feminismo llevaba veinte años proscrita del debate musical. La última vez que se escuchó fue a comienzos de los noventa, con la icónica Courtney Love y la explosión riot grrrl. Este año ha vuelto con fuerza, gracias a Cómo ser mujer, el bestseller autobiográfico de Caitlin Moran, que empezó su carrera como periodista musical.

En España, nació el colectivo Sras Que Hablan de Música, dedicado a analizar con perspectiva de género la cultura popular. Revistas femeninas como SModa o YoDonna se han animado también a denunciar el evidente machismo del mundillo musical.

El Coleta, rapero del barrio madrileño de Moratalaz que mezcla hip hop descarado con referencias a la rumba setentera, las películas quinqui y la cultura pop de los ochenta. La mismísima La Mala le invitó a subir al escenario en su último concierto madrileño.

Compartir	COMPARTIR:
eVigo © 2013. Todos los derechos reservados.