Si queremos mucho alguna cosa y luchamos para conseguir. Podemos conseguir.

Italo Romano no es el típico joven que anda en el skate, a los 11 años perdió gran parte de sus dos piernas en un accidente, lo que no le impidió hacer lo que le gustaba, andar en skateboard.

Hoy es profesional, y nos da una espectacular lección de como aprovechar al 100% las posibilidades sin que sus problemas físicos sean un impedimento.

Disfruta de su video: